Más noticias

"Pequeños hoteles son el 90% del sector": Jane Lemarie Caicedo

La presidenta de la Hopen habla de la importancia de esta industria en la oferta de alojamientos de CA

Jane Lemarie Caicedo, presidenta de la Hopen.
Jane Lemarie Caicedo, presidenta de la Hopen.

San José, Costa Rica

Jane Lemarie Caicedo, presidenta de la Asociación de Hoteles Pequeños y Medianos de Nicaragua (Hopen) y de la Red Nacional de Pequeños Hoteles de , habla del impacto de los pequeños hoteles en Centroamérica, que representan más del 85% de la oferta de alojamiento en la región.

A la vez, la empresaria de origen ecuatoriano y radicada en Costa Rica insta al cese de violencia en Nicaragua, que además de la violación a los derechos humanos ha golpeado la actividad económica.

¿Qué relevancia tienen los pequeños hoteles a nivel de Centroamérica?

Ya tenemos analizado con estadísticas y en comunicación con los Gobiernos de cada país que entre el 85% y el 90% de la hotelería en Centroamérica, y no solo aquí, sino que en Latinoamérica y el Caribe, son de pequeños y medianos hoteles. La categorización es de cinco a 50 habitaciones. Esta distinción nos hizo la Organización de los Estados Americanos (OEA) hace como 17 años, cuando se realizó este proyecto con los ministerios de Turismo de Centroamérica. El resto es de entre 15 y 10% de grandes hoteles, esto varía un poco entre cada país.

¿Los pequeños hoteles están listos para atender a los visitantes cuando hay congresos internacionales y reuniones?

A veces, la gente tiene una percepción por el nombre de pequeños hoteles, pero ese fue un nombre que puso la OEA en su tiempo, pues en ese entonces querían ayudar a los hoteles. Pensaban ellos en las grandes cadenas de hoteles y la manera de ayudar a los pequeños hoteles, de ahí el nombre, pero eso no quiere decir que seamos pequeños en calidad, en comercialización, en mercado. No, no somos así, el nombre es nada más de pequeños hoteles.

¿Qué fortalezas tiene un hotel pequeño?

Le daré un ejemplo de un hotel socio en la federación. Tiene entre 15 y 17 habitaciones y cobra hasta 500 dólares (12,000 lempiras) la noche. Desde que empezó el proyecto con la OEA siempre hemos apostado por la calidad como lo principal de un hotel. En estos últimos años, los hoteles han mejorado en su calidad, pues en los hoteles pequeños la atención es personalizada, y eso no lo ve en un hotel grande. Hay hoteles pequeños que llaman la atención de la gente porque sus habitaciones son bonitas y las recepciones son diferentes, puesto que en las grandes cadenas son lobbies fríos en los que la gente entra a sus habitaciones y punto. Eso es lo que tiene que admirar la gente, que tenemos calidad.

¿Qué efectos tiene la crisis de Nicaragua en la industria de pequeños hoteles de la región?

Al representar el 90% de la oferta de alojamiento de ese país, los pequeños hoteles aceleran el crecimiento de la generación de divisas. Hacemos extensivo nuestra voz de alarma y solicitamos el cese de la escalada de violencia que se viene suscitando y que mucho daño hace a un país que venía floreciendo con un crecimiento competitivo del sector turístico. Queremos, en primer lugar, que se resguarden los derechos humanos, los cuales han sido atropellados. Defendemos la democracia, velando para que el pueblo nicaragüense recupere la paz y armonía.