Más noticias

EEUU: Artistas usan a niña hondureña para criticar a Melania Trump

El artista neoyorquino usó la foto de la niña hondureña en la frontera de EEUU para responder al polémico mensaje de Melania.

La niña hondureña captada llorando en la frontera de EEUU no fue separada de su madre, según confirmaron familiares./AFP.
La niña hondureña captada llorando en la frontera de EEUU no fue separada de su madre, según confirmaron familiares./AFP.

Nueva York, Estados Unidos.

La icónica imagen de una niña hondureña de dos años llorando en la frontera de Estados Unidos, tras ser detenida junto a su madre, se ha convertido en el nuevo símbolo de resistencia contra las políticas antiinmigratorias de Donald Trump.

El artista neoyorquino, Justin Teodoro, utilizó la imagen para ilustrar las consecuencias de la denominada 'tolerancia cero' de Trump contra los indocumentados, que se atizó la semana pasada luego de que la primera dama estadounidense, Melania, visitara un albergue para niños inmigrantes con una chaqueta que ha causado polémica.

El "realmente no me importa, ¿y a ti?", escrito en la chaqueta de Melania llenó de indignación a Teodoro que creó una ilustración de la Estatua de la Libertad con un abrigo similar al de la primera dama pero con un mensaje diferente.

"A todos nos debe de importar" se leía en la chaqueta que Teodoro dibujó en la Estatua, que aparece tomando de la mano a la niña hondureña.

Vea: "A ella sí le importa": Los atuendos más polémicos de Melania Trump

"Quería ilustrar la Estatua de la Libertad con el mensaje que todos sentimos y sosteniendo la mano de la niña que se ha visto en todos lados, cuidando de esa pequeña, porque al final, eso es lo que todos los niños merecen", afirmó Teodoro en declaraciones a medios locales.

La foto de la niña hondureña, identificada como Yaneli Varela, se viralizó en redes sociales tras ser destacada en medios de todo el mundo para ilustrar la separación de familias en la frontera, aunque la menor no fue separada de su madre.

Este domingo, la administración de Trump anunció que ha logrado reunir más de 500 niños con sus padres tras ser separados en la frontera de EEUU.